Referéndum de independencia en Nueva Caledonia

por | marzo 26, 2018

El parlamento de Nueva Caledonia ha aprobado la celebración de un referéndum de independencia respecto de Francia por el 4 de noviembre. La decisión se ha tomado con una gran mayoría, con 38 votos favorables y 14 contrarios. Este referéndum fue previsto en un acuerdo entre Francia y Nueva Caledonia firmado hace veinte años.

Los sondeos indican que, a ocho meses de la consulta, los partidarios de continuar formando parte de Francia se impondrán. Sin embargo, Nueva Caledonia, podrá organizar todavía dos referéndums más hasta el 2022. En este archipiélago del océano Pacífico viven unas 270.000 personas. Aproximadamente el 40% de la población es autóctona, llamada canac, mientras que el 30% son europeos y el resto son ciudadanos mestizos.

Colonialismo en pleno siglo XXI

He observado que los dueños de negocios extranjeros son a menudo más generosos, ofrecen mejores oportunidades y desarrollan más programas de capacitación para los empleados locales que los dueños de negocios locales, escribe Heather Grant. Soy canadiense y dirijo una pequeña empresa de servicios en Union Island, San Vicente y las Granadinas. El propósito original de abrir este negocio era ofrecer empleo decente a la población local, pagarles un salario justo y continuar formándolos en el trabajo, centrándose particularmente en el turismo.

He observado los otros negocios en mi isla y he notado que la gente quiere trabajar para dueños extranjeros porque son tratados más justamente y generalmente mejor pagados. Los dueños de negocios locales deben aprender a tratar a sus empleados con respeto, permitiéndoles tener una vida decente y dándoles la oportunidad de ascender a mejores puestos de trabajo, no siempre manteniéndolos en los trabajos peor pagados. La mentalidad de esclavo continúa en gran medida debido a la actitud de los empleadores locales hacia su personal.

El comentario en el artículo anterior de que “el colonialismo ha terminado” refleja un concepto erróneo que a menudo se repite, y necesita una corrección fundamental, escribe C. Corbin de las Islas Vírgenes (Caribe). Quedan 16 territorios -la mayoría de los cuales son pequeños territorios insulares- en la Lista de territorios no autónomos de las Naciones Unidas, incluidos siete en el Atlántico y el Caribe. Así, Bermudas, Islas Turcas y Caicos, Islas Caimán, Montserrat, Anguila, Islas Vírgenes Británicas e Islas Vírgenes de los Estados Unidos están todas clasificadas como “colonias” por la Asamblea General de las Naciones Unidas. Puerto Rico es la octava colonia del Caribe, que no figura en la lista de la ONU.

Autonomía total por pleno derecho

Aunque estos territorios pueden haber elegido gobiernos, los poderes de esos gobiernos no cumplen la prueba de la plena autonomía, ya que los países que los administran tienen el poder de legislar en su nombre, sin su consentimiento y a menudo en contra de su voluntad. Las Naciones Unidas revisan estos territorios cada año y elaboran resoluciones para promover su proceso de autodeterminación que conduce al pleno autogobierno a través de las opciones políticas reconocidas de (i) independencia, (ii) libre asociación o (iii) integración (con plenos derechos políticos).

La comunidad internacional se encuentra en su séptimo año del Segundo Decenio Internacional para la Eliminación del Colonialismo, que tiene por objeto poner fin al colonialismo. Las declaraciones que descartan la realidad de esta condición anticuada del colonialismo en el siglo XXI deben sopesarse cuidadosamente frente a la realidad objetiva del derecho internacional.