¿Son adictivos los videos xxx?

por | abril 4, 2018

Una de las preguntas típicas que suelen surgir al momento de hablar de la pornografía o de los vídeos xxx, consiste en considerar que por las características de este tipo de contenido, las personas en muy poco tiempo pueden pasar a experimentar un período de adicción, el cual puede ser de corto, mediano o largo plazo.

Como consecuencia de lo anterior, hay muchas investigaciones que se concentran en determinar si los vídeos xxx son adictivos, porque aunque en primera instancia puede parecer que sí lo son, ciertos expertos indican que en realidad no lo es.

Adicción a la pornografía

Hay que empezar por aclarar que cualquier cosa, situación que provoque placer en uno u otro sentido, se va a encontrar en una condición de ser una adicción potencial. De este modo, hay que pensar que el ser humano se encuentra diseñado para la búsqueda de su propio placer, tanto en las cosas cotidianas como en aquellos que son excepcionales.

Además de lo anterior, el placer es la fuente primigenia de la motivación y al considerar un detalle como la anterior, los vídeos xxx se los puede clasificar en muy poco tiempo dentro de esta categoría, aunque claro, en un contexto como el actual en donde con unos pocos clics es fácil acceder a este tipo de material, la satisfacción de ese placer es muy sencilla.

Por otro lado, hay que tener en cuenta que una adicción es definida como una actividad en donde el individuo no es capaz de controlarla y que lo lleva a realizar conductas compulsivas y que van perjudicando su calidad de vida.

Los peligros de la masturbación

Si lo anterior se aplica a los vídeos xxx, la adicción por la pornografía implica que una persona no cuenta con la capacidad de controlar su consumo de material de este tipo, razón por la que va a presentar una tendencia a masturbarse de forma compulsiva, inclusive sin que se sienta una excitación total ni tampoco un deseo sexual previa.

Al considerar cada uno de los detalles expuestos en los párrafos anteriores, la respuesta es que los vídeos xxx sí son adictivos, aunque con la aclaración al respecto que dependerá del tipo de vida que cada persona sostenga y la manera que interactúe con este tipo de contenido, porque no todos los casos deben ser tratados o analizados del mismo modo.

En conclusión, aunque es válido afirmar que los vídeos xxx son potencialmente adictivos, será la propia persona con sus gustos, capacidad de control, intereses, entre otro tipo de factores, la que va a determinar que desarrolle una adicción por este tipo de material o no, ya que como se sabe, hay quienes pueden reproducir este tipo te vídeos sin caer en una condición adictiva.