Uruguay y Guatemala compiten por el mejor porno latino

por | septiembre 5, 2016

No cabe duda de que buena parte del planeta lleva unos cuantos años complicados en lo referente a los temas de dinero. Las economías familiares se han resentido y los gobiernos tampoco tienen tanto margen de maniobra como antes, e incluso países históricamente bien avenidos, ahora están sufriendo deficiencias en algunos de sus servicios más básicos. Pero no impide que sectores como el de la industria del sexo xxx siga reportando grandes beneficios.

Hay dos países que destacan por el consumo de contenidos eróticos, como Uruguay y porno Guatemala. A pesar de no ser grandes productores de este tipo de material, sí que hay muchos usuarios que entran en las diferentes páginas web para pasar un buen rato.

El ardor de las latinas calientes

Uno de los mercados más pujantes dentro de la industria del porno es el latino, tanto en vídeos más convencionales como el incipiente nicho de las webcams. Con ellas, las chicas interactúan con los usuarios mientras bailan, se quitan la ropa o incluso se masturban.

La población uruguaya, especialmente el sector más joven, está muy acostumbrada a manejarse por Internet. Se utiliza para permanecer informado, ya sea a través de las páginas de los diarios más populares como en otro tipo de webs y foros en donde son los usuarios quienes llevan la voz cantante y se alejan del discurso más oficial. A fin de cuentas, no hay que olvidar que los periódicos suelen tener intereses económicos, políticos y sociales, de manera que la habilidad de mostrar las noticias de forma tendenciosa suele ser bastante aparente entre los grandes medios de comunicación.

latinas

Sin embargo, en ese sentido los uruguayos están bastante concienciados y suelen llevar a cabo labores de activismo a través de Internet, que les permite tener una mayor relevancia y alcance en sus reivindicaciones. Lógicamente, la época de las grandes manifestaciones callejeras parece haber pasado a la historia, y se protesta desde un ordenador debatiendo en foros o dejando comentarios en los vídeos de YouTuBe. Habrá quien piense que eso no sirve para nada, pero los tiempos cambian y también la manera de mostrar el descontento con el mundo que nos rodea.

Una de las webs que sirve para canalizar esas propuestas hacia un cambio real de la sociedad es Change.org. En ella se crean peticiones para conseguir firmas por todo el mundo. Aunque pueda parece poco probable que se consiga nada, ya ha habido casos de éxito. Por ejemplo, una chica de Maldonado pidió ayuda para su abuelita, que requería una operación que no le concedían. Solo el apoyo popular permitió que la venerable anciano tuviera acceso a esa atención médica que tanto necesitaba. América Latina ha sido, tradicionalmente, una tierra muy reivindicativa, y lo sigue siendo, solo que han cambiado los medios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *