LAS MASCARITAS DE FEBRERO

por | agosto 25, 2016

Jose Luis PittamiglioAlgunos dirigentes conocidos del Partido Nacional comenzaron a practicar un deporte que conocen muy bien: abandonar al Intendente cuando llega la campaña electoral. Escuché hace unos días al único candidato blanco con posibilidades de ganar –me refiero al senador Moreira- criticando la gestión de Zimmer y enumerando unas cuantas cosas que, según él, se hicieron mal durante la gestión que está finalizando. También el edil Richard Cáceres, que hasta la semana pasada respondía a la línea de Moreira, viene haciendo apariciones en toda la prensa del departamento con posturas totalmente críticas hacia la gestión de Zimmer.

Hoy de mañana leía en otro semanario que el candidato a Intendente Ricardo Planchón –que en realidad no tiene ninguna posibilidad de llegar a ese cargo- también critica la gestión de Zimmer. Y estoy nombrando solo algunos de los más conocidos, pero en general todos los ediles que responden al senador Moreira, vienen bombardeando al Intendente actual en todas las reuniones que realizan y en todas sus apariciones de campaña.

Yo sé que cada uno tiene derecho a opinar como le parezca, pero me parece bueno detenerme en este hecho, principalmente porque todos los mencionados dirigentes del Partido Nacional fueron obedientes soldados de Zimmer en los diez años que lleva como Intendente de Colonia, incluyendo el período que pasó en Piedra de los Indios. Moreira, Planchón, Cáceres y todos los ediles y dirigentes blancos del departamento, fueron acérrimos defensores de todas y cada una de las propuestas que Zimmer hizo durante estos diez años.

Todos ellos votaron favorablemente los presupuestos que Zimmer enviaba a la Junta Departamental y todos ellos lo cubrieron en muchos hechos oscuros que ocurrieron dentro de la Intendencia en esta última década. Cuando se descubrió que una organización delictiva funcionaba dentro de la Dirección de Tránsito, ninguno de los Moreira ni los Planchón apoyó que se hicieran investigaciones serias.

Cuando el Intendente propuso un plan de ordenamiento territorial que era un negocio redondo para las grandes inmobiliarias, los Moreira y los Planchón apoyaron calurosamente esa iniciativa y después se subieron al carro de las modificaciones que proponía el Frente. Cuando Zimmer y parte de su banda fueron procesados por falsificación de documento público, los Moreira y los Planchón mantuvieron un discurso de “aquí no pasó nada”, que no ayudó a aclarar nada.

En estos diez años, cada vez que la oposición quiso estar representada en las comisiones de becas, los Moreira y los Planchón votaron en contra junto con los ediles de Zimmer y Manitto. Cuando el Frente Amplio tuvo más de 60 pedido de informes sin responder, los Moreira y los Planchón no dieron ni un solo voto para llamar a sala al intendente y pedirle explicaciones.

La lista es muy larga, casi infinita. Pero me parece oportuno públicamente discutir estos temas, ya que ayuda a desenmascarar a las mascaritas. Los tres actuales candidatos del partido Nacional, no hicieron otra cosa que ser fieles soldados de Zimmer durante diez años y ahora pretenden que la gente crea que estaban desconformes con lo que se hacía.

Los resultados electorales de los últimos años en todo el país muestran que la gente se cansó de estas mascaradas, que la gente está apoyando el cambio y que el tiempo de los Moreira, los Zimmer, los Planchón y los Manitto, se está terminando. Es hora de que Colonia también empiece a cambiar y a buscar un gobierno en serio.

Prof. José Luis PITTAMIGLIO – Edil Departamental Partido Socialista (Lista 90 FA)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *